No podemos permitirloEsta mañana me he despertado muy temprano, no podía dormir, y dando vueltas en la cama he decidido enviaros este correo y pediros vuestra ayuda, no sé a quién recurrir y entre todos es más fácil encontrar pequeñas soluciones.

Ayer estuve hablando con Jerga (el trabajador de Miradas en Guinea Bissau), estaba muy preocupado y a su vez indignado. En estos momentos del año la gente de está recogiendo el anacardo de  los árboles para hacer la campaña de cayu. Eso es el sustento de la familia para todo el año, el poco dinero que les permitirá comer, ir al médico, pagar alguna deuda que tenga porque hayan tenido que comprar arroz…toda su vida y cuando digo VIDA es con letras mayúsculas, todo  depende del precio de compra del anacardo.

Normalmente el gobierno pone el precio de venta del anacardo y muchas veces es el propio gobierno el que  vende este producto a los países extranjeros lucrándose. Como en este momento no hay gobierno tan solo uno de transición y tiene aún los almacenes llenos del anacardo del año pasado que no salió del país, son los propios comerciantes los que juegan con la oferta y la demanda( los mauritanos, hindús…pero nunca gente local)aprovechan la situación de crisis, para de la manera más deshumanizada comprar el anacardo prácticamente regalado.

El cambio del anacardo para que os hagáis una idea, suele ser en los peores momentos  de 1 Kg de anacardo 1 Kg de arroz que cuesta alrededor de 1 euro.

Este año están presionando a la gente para comprar el anacardo 1kg por 0,25 céntimos   o sea tres veces menos que otros años .Luego se vende en Europa a 14 euros el Kg.

La vida en Guinea es muy cara, las cosas cuestan prácticamente lo que en España y los recursos y salarios no suben la mayoría de las veces de 30 euros al mes.

La gente no quiere vender el anacardo en esas condiciones porque si lo hace sabe que pasará mucha hambre ¿Qué comerá todo el año, que comerán sus hijos, como van a ir al hospital, como va  a pagar la escuela y comprar semillas para plantar? Nuestra maravillosa globalización hunde a los más pobres en la miseria absoluta, la codicia del hombre no tiene límites.

Cuando  eres consciente de que un niño pasa hambre, de que un bebe está desnutrido porque su madre apenas tiene que comer y no tiene leche, de que en una casa no hay un plato de comida desde hace tres días, de que los niños devoran la papilla de la escuela porque no tienen nada…cuando palpas esa realidad y la tienes de tu mano, se te encoge el corazón y no puedes dejar de llorar, y te preguntas mil veces el porqué de este mundo tan injusto. No hay nada que produzca más dolor que sentir el hambre en las personas que te rodean, es una gran  impotencia la que sientes,  algo tan básico como la comida  que se tira en tantos y tantos países,  no se le debería negar a nadie. Tú no sabes cómo calmar ese sufrimiento porque te faltan tantos y tantos medios, que pones tu granito y vuelves a España cerrando los ojos y queriendo a veces olvidar el hambre que has dejado allí. Pero mi conciencia  hace que no pueda cerrar los ojos a la hambruna que me voy a encontrar en julio cuando viaje, por eso os pido vuestra ayuda.

“Cuando los ojos ven lo que nunca vieron, el corazón siente lo que nunca sintió”

Hemos pensado desde Miradas hacer una pequeña cooperativa, y poder comprar el anacardo a las familias más pobres con riesgo de pasar hambruna  al doble del precio que les quieren dar. Cuando la cooperativa lo venda directamente al importador extranjero  a un precio más caro, a esa familia se le daría el resto del dinero.

Para esto necesitamos un fondo para la compra de este anacardo .Después de la construcción de la escuela  y teniendo en cuenta que este año no hay ayudas públicas, Miradas no dispone de esos fondos.

Necesitamos que nos ayudéis a difundir este correo  a vuestros amigos  e intentemos hacer algún socio nuevo (nos podemos hacer socios con una cuota de 5 euros al mes que son 3 cafés) o conseguir algún donativo. Para empezar   con la cooperativa necesitaríamos 2.000 euros y podríamos comprar 4.000 kg de arroz.

Sé que todos estamos pasando momentos complicados, pero os quiero enviar un correo que recibí de una antigua compañera de Bankia( ahora ni ella ni yo trabajamos en la entidad) que me hizo llorar y a su vez reflexionar cuando lo recibí. Tal vez en los momentos más duros y de más incertidumbre nos tengamos que plantear que en esta vida “LA VIDA SIEMPRE TE DEVUELVE  LO QUE DAS”

Soy Arantxa Pinzolas ¿te acuerdas de mí?????. Yo sé de ti por Marta y también sé que estás al día de los nuevos acontecimientos en este Banco que ya no tiene nada que ver con  La Caja Madrid que ambas  conocimos.

Como sabrás me voy (realmente me echan…) y será en unos dos meses. Mi sentimiento es una mezcla de rabia y de pena pero a la vez de ilusión por el futuro que me depara que, estoy segura, será para mejor.

Estos días he estado pensando en tantas cosas, en cómo enfocar mi vida y lo primero que voy a hacer es asociarme a tu ONG; hay personas infinitamente peor que yo y estas situaciones hacen valorar lo que realmente vale la pena en este mundo, ser feliz con lo que tenemos y , si está en nuestra mano, poder ayudar a otras personas a serlo.

 

Los donativos se deducen un 30% en el I.R.P.F. por ser Miradas de Utilidad Pública, las empresas también se pueden deducir esa cantidad por si alguien conoce a alguna que nos quiera echar una mano o podéis ponerme en contacto con alguna interesada  hacer algún pequeño proyecto con nosotros.

Para hacerse socios hay que entrar en la web y pinchar colabora y hazte socios, se rellena el formulario y nos llega a nuestro correo.

http://www.miradasalmundo.org/y-tu-que-puedes-hacer/hazte-socio/

Cuenta de Miradas al Mundo 2038 4033 15 3000221480.Avisar a vuestros amigos que si hacen un donativo pongan los datos si quieren el certificado para desgravarse en el  I.R.P.F.

Web para que todo el mundo pueda conocer nuestro trabajo.

www.miradasalmundo.org

Gracias en nombre de todas esas personas  que saldrán adelante con vuestra ayuda. Gracias por darles una oportunidad.

“Ayudar a los demás a alcanzar sus sueños es un gran Don que te das a ti mismo”