Crónica del viaje de nuestra voluntaria Soledad Suarez.

Crónica del viaje de nuestra voluntaria Soledad Suarez.

Crónica de mi viaje 2017

Miradas al Mundo y Guinea Bissau ya hacen parte de mi alma, de mi ser. En 2015, la primera vez que fui a África, a aquellas pequeñas aldeas de Guinea, conocí aquel mundo, aquella realidad y me desbordó porque fue más allá de mis expectativas y mi vida dio un vuelco. La segunda vez que fui, aquellas mismas aldeas y sus gentes pasaron a ser parte de mi vida, habíamos creado un vínculo inesperado al mismo tiempo que intenso. Pero en este año, mi tercer viaje, han pasado a ser parte de mi alma, de mi esencia, sencillamente forman parte de mí. Vuelvo a Europa pero ellos continúan conmigo cada día, y cuando voy, soy suya.

 

 

 

 

 

 

Los proyectos de nuestra ONG cuajan, los demandan, se mantienen, ayudan, sirven y nos respetan por ello. Produce una emoción inexplicable asistir y comprobar su buena marcha: cooperativa de moringa con máxima producción; colegios y becas a los niños cada día más aplicados; profesores asistiendo a los cursos de formación emocionados; construcción de pozos y la llegada de la vida a cada aldea donde llega el agua; una biblioteca en marcha; la descascadora de arroz a pleno rendimiento; pequeños micro-créditos a jóvenes empresarias que sacan su negocio adelante, etc. Pero hay un proyecto que a mí me emociona especialmente: ALFABETIZACIÓN DE MUJERES. Verlas con sus hijos pequeños a la espalda, un cuaderno en una mano y una linterna en la otra a las 8 de la noche camino a la escuela para aprender a leer, escribir y contar, después de haber trabajado todo el día, para mí es una lección de vida, de coraje. Con qué interés, ilusión y alegría lo hacen cada día!!. Me enseñan tanto…

 

Este viaje ha sido la constatación de la importancia de “Miradas al Mundo” en aquel rincón de África
Pero nada de esto sería posible sin la terquedad con la que luchan María y Susana, las fundadoras de la ONG, el trabajo de Djarga nuestro coordinador en destino y la labor que realizamos en España todos los socios y allegados a esta causa. Por eso, quiero dejar aquí plasmado mi agradecimiento a todos ellos, al trabajo en equipo y un saludo especial a los que han hecho de mi viaje, un viaje maravilloso. María, Susana, Djarga, Yoli y mis canarias preferidas, ha sido un placer viajar con vosotros.