Miradas al Mundo desbloquea la entrega de libros escolares

Miradas al Mundo desbloquea la entrega de libros escolares

Hace poco más de dos semanas que participamos en la reunión mensual de profesores en la sección de Susana, en Guinea Bissau.
Allí, el Inspector de Educación de la sección, confesó al profesorado y a nosotras, que fue la intervención de la ONG Miradas al Mundo la que permitió que se liberase el atasco en el
reparto de los libros para las escuelas.
Las cajas escolares llevaban casi 4 años cubiertas de polvo y despropósito, no se atendía a lo más fundamental, a la Educación del país.
Sabíamos que nuestra tenacidad en las idas y venidas a la capital, las llamadas sin descanso y nuestra resolución habían sido el éxito de dotar a las escuelas de su sentido común.
¿Se puede llegar a imaginar el retener los libros en un almacén?, la única herramienta del profesorado en un país escaso de todo.
Nos referimos al maestro y no al alumno porque conociendo la situación donde pueden pasar años sin material, los antiguos cuadernos, sean lectura, actividades e incluso caligrafía, no seusaban. Los conservaban para mantenerlos para un año, el siguiente y venideros. Cursos escolares que se reducen en aprendizaje. Retrasos escolares no competitivos para la
vida.
Fue difícil tarea conseguirlo y luego distribuirlo por las 17 escuelas de la zona; no sólo se entregaba, sino que se aprovechaba para motivar a los olvidados profesores, se les ayudó en
su colocación y se les enseñó el modo de utilizarlos. Habían olvidado el tacto del libro y lo peor, como usarlo en sus clases.
Más sencilla hubiese sido la tarea para quien correspondía hacerla. Pero no siempre los intereses de unos son los correctos para el otro. En nuestra organización la Educación es prioritaria, no hay sombra en este tema. Por ello, agradecidas por la mención del responsable, no es suficiente, esto va más allá. La Educación no requiere agradecimientos, sino trabajo y formación, materiales y centros, claridad y diligencia.
Dinamismo, empeño y valentía de la organización. Y fuerza de quienes estamos aquí. Auxi, delante de aquel grupo de más de 40 profesores (y 2 profesoras) que miraban
desconcertados recordó la labor del mentor, la ejemplaridad que implica su cargo y les felicitó a ellos. Creemos en batir lo imposible y por eso lo conseguimos.
Reparto de libros liberado, niñas y niños con libros. Ahora comenzamos a hablar de ESCUELAS.