Coordinadora de Voluntariado, Miradas al Mundo

Coordinadora de Voluntariado, Miradas al Mundo

Hace unas semanas que una marabú anunció que yo había venido al mundo a TRANSFORMAR VIDAS. No soy escéptica, ni presuntuosa y mi ego está tranquilo;
aunque lo sé y lo siento como ella.
Llevo un buen tiempo siendo coherente conmigo misma, no siempre fue así; pero una vez que sentí la felicidad generada porque mis acciones y pensamientos se daban la
mano, no hubo vuelta atrás.
Esto es, en gran parte, lo que me ha llevado a ser cooperante.
He conocido diferentes paises, ámbitos, organizaciones, personas y proyectos.
Podría contar mucho sobre ello, pero no es el momento. Sólo quiero permitirme agradecer a quienes hacen un mundo menos injusto. Y he encontrado a muchas y
muchos.
Sin embargo, hay toxicidad. Es común presuponer (y yo lo hice) que en la cooperación no hay desengaños, pero es error. Hay proyectos responsables, muchos mejorables, bastantes desechables y poco efectivos, otros engañosos e incluso a veces denunciables.
Y esto debemos tenerlo claro siempre. Demandemos transparencia y seleccionemos, como norma en la vida.
Cuando deseamos comenzar el viaje al voluntariado, sea de cooperación o unas vacaciones solidarias es necesaria una formación, al menos mínima, e informarnos
bien de nuestras opciones para elegir mejor.
Podemos errar con la gente que nos acompaña, en la forma que se dirije, en el ámbito, en el destino de los fondos que aportamos, pero también en la FILOSOFÍA de la
organización, esta debe armonizarse con la nuestra.
Así es que en Miradas al Mundo he encontrado el lugar en el que quiero estar. Su ideología me embarga de esperanza y me da más energía para proyectar en cada
acción, un mundo más sano.
El trabajo que realizan en Guinea Bissau es memorable, 14 años de entrega y siguen,
seguimos, avanzando.
Han construido escuelas, reformado otras, pozos de agua potable; sensibilizando en medicina preventiva, curando, y lo más importante, generando DESARROLLO, dotado de AUTONOMÍA y acompañando en cada paso,.
Aquella marabú que profetizó mi incorporación a este equipo (o yo lo entendí así), es la misma que reconoció a la organización como LUGAR TRANSFORMADOR para
la comunidad bisauguineana, pero también para la ciudadanía de los paises del norte, nosotras y nosotros.Podemos ser agentes de cambio, para y con uno o una misma, y, para y con el resto. Hacer un voluntariado te cambia la vida y la de tu entorno, y en ende, cambia el mundo.
A partir del 8 de Junio comenzamos con 2 programas que abren un nuevo camino para MIRAR. Un programa de voluntariado llamado COOPERANTE MIRADAS, pensado para
aquellas personas que quieran entregarse a una experiencia transformadora durante 1 mes. Implicación y entrega. Y otro para quienes sólo tienen 15 días libres, o menos, pero desean realizar un voluntariado y formar parte del cambio.
Queremos ofrecerle conocimiento, aprendizaje y abrirles la visión, a conseguir una perspectiva global. No requiere demasiado, sólo buena aptitud, dejarse expandir y abrirse a lo nuevo. Serán las VACACIONES CON MIRADAS.
Estrenamos página para daros información y que podáis compartirla. Apostamos por formar a los equipos y acompañaros en todo el proceso (pre, durante y post). No abandonamos a nadie. Comenzamos una nueva aventura, pero juntas.
La organización no ha frenado nunca, años avanzando cuidadosamente y ahora se ha visto preparada para mostrar al mundo lo que ha estado haciendo: MEJORANDO CONDICIONES, UN LUGAR MENOS INJUSTO. Puedes ser parte activa de este nuevo camino, todo depende de ti.
No creemos en lo imposible.
Y en este paraíso costero, donde el mar nos da fuerza, la tierra nos enraiza y trabajamos de la mano, estrenamos camino con esta CASA DE VOLUNTARIADO.
Estamos de celebración. Y en parte es gracias a ti.

¡¡SUMAMOS!!

Lorena Marrozos Coordinadora de voluntariado, Miradas al Mundo