Satu

Satu es una niña dulce, trabajadora y muy estudiosa.A su vez tiene mucho carácter como buena mujer africana.Satu se hace cargo de sus hermanos pequeños, de la casa, trabaja en el campo y va a la escuela.

El sueño de Satu es ser profesora o enfermera.

Satu ha pasado ya a sexta clase y por ser una de las mejores estudiantes tiene una beca.Eso le permite tener material escolar, no tener que pagar la escuela ni el documento de identidad obligatorio para matricularse.Se le ha entregado un bicicleta para que pueda ir a la escuela que queda a 8 km de su casa.

En estos momentos Satu  está realizando un esfuerzo muy grande pues tiene un problema grave en la espalda lo que le produce mucho dolor pues al andar tuerce su cuerpo.No puede cargar nada de peso, lo que siendo niña y en África se hace muy difícil. Miradas la ha llevado con la ayuda de una socia al hospital a la capital y la ultima ocasión  a Dakar pero no nos dan ninguna solución.

Satu es el gran ejemplo de la lucha y la fuerza de las jóvenes africanas.

Bocar tiene 13 años y vive muy lejos del lugar donde va a la escuela. Le gusta tanto estudiar que su padre lo ha mandado a  vivir con su tio Mutaro a Dembanje para que pudiese acudir a la escuela que Miradas había construido. Su tío le obliga a trabajar mucho para poder mantenerlo en su casa, pero Bocar no deja de salir todos los días de su casa con los libros con mucha ilusión, quiere ser maestro y  se  que si se le da la oportunidad será un buen maestro.

Es un niños muy responsable, muy trabajador, cauto y educado.Es muy inteligente y le encantan las matemáticas.Le encanta dibujar y hacer cuentas.

Hace un año estuvo en la playa como premio a ser uno de los mejores estudiantes, cumplió  uno de sus sueños, ver el mar.