Compartir en redes sociales

Despacito y buena letra. Feliz, ayer estuve en la escuela comunitaria de Kagbosona, a unas 6 millas de Kamabai, las cosas han cambiado mucho en esta escuela, o poco según con lo ojos que se mire. Hace muy poco esta escuela no tenía un sello, tampón, de la misma, ahora si que tiene gracias a una pequeña contribución que ha hecho la comunidad de 7,5 euros, lo que le ha permitido acercarse a la sede de una ONG que se llama “Sababu”, “ayuda” en Mandingo, una de las lenguas de por aquí, y adquirir un buen lote de libros de texto para la escuela, de los que se beneficiarán los 75 alumnos de los 4 cursos.
Gracias a muchos de vosotros Henry B. Mansaray ha recibido otra vez una subvención económica; el pasado 31 de Enero recibió 120.000 leones (poco menos de 30 euros), lo mismo que otros 60 maestros comunitarios de la provincia, a través de la Misión de los Agustinos Recoletos de Kamabai. Por otro lado la escuela, que sigue siendo muy pobre, está muy digna, ya tiene paredes, bien recubiertas de barro, hasta hace nada los muros llegaban sólo hasta el pecho.
Pues nada, ayer decidimos varias acciones en el meeting que tuvimos en la escuela: 
1.-) Darle dos capas más de barro a las paredes. 
2.-) Reforzar los cimientos de la escuela que están un poco débiles, y en previsión de la llegada de la estación de lluvias. 
3.-) Construcción de unas letrinas con ladrillos de barro.
4.-) Aportaciones económicas de los vecinos de Kagbosona, así como de los pueblos vecinos que envían a sus niños a la escuela, con el propósito de en el próximo meeting ver la posibilidad de contratar una sierra mecánica y cortar madera suficiente para más adelante construir muebles para la escuela.
Y todo, todo ello, con sus propios medios y sus propias fuerzas, estos son los objetivos de los meeting de auto desarrollo, si sólo contabilizáramos económicamente y con ojos europeos el valor económico de lo desarrollado esbozaríamos una sonrisa, yo el primero, pero hay mucho más detrás: el que las comunidades valoren su escuela, que se esfuercen a su nivel económicamente, que se esfuercen físicamente, que sea el resultado de su propio interés: ¿qué precio tiene eso?
La realidad es que Miradas al Mundo apoya económicamente a través de estos meeting, con una ayuda simbólica, en estas pequeñitas escuelas; la idea es que cuando se detecta que las comunidades está haciendo mucho por sí mismas a favor de la escuela, una vez que se ve que han hecho una contribución importante económica, pues se les apoya. Por ejemplo, si ponen 450.000 leones después de un gran esfuerzo, quizás se les da para terminar de pagar pues unos 180.000 leones… El próximo meeting en Kagbosona será el 5 de Marzo, si la contribución que hagan es importante quizás podamos apoyar con 180.000 leones (unos 45 euros).
En los meeting de autodesarrollo rural te has de armar de paciencia, cambiar el chip, y que sea lo que Dios quiera.
Abrazos desde este pedacito de África, Coco.

Compartir en redes sociales