Compartir en redes sociales

La verdad es que no sé como transmitiros lo implicada que está la población en su progreso. En el viaje de Noviembre nos solicitaron hacer un taller de costura pues tenían muchos jóvenes que querían aprender a coser. La idea nos pareció maravillosa, de hecho el sastre les estaba dando clases en su casa por las noches con linternas y velas y tan sólo una máquina de coser. Nosotros en ese viaje compramos otra maquina y empezó a funcionar el pequeño proyecto.
En Abril cuando volvimos se nos propuso poner luz en el taller para poder dar clase por la noche (es la hora en que la mujeres y jóvenes ya liberados de sus trabajos pueden aprender). Por eso se decidió construir un taller más grande, pues se necesitaban mas máquinas y con luz que era lo más importante. Aprovechando la construcción se hizo un almacén para un futuro proyecto de agricultura y una habitación para dormir los voluntarios que viajamos al país (hasta ahora dormíamos en el pequeño dispensario teniendo que levantar los colchones a la hora de pasar consulta).
En Abril se dejó decidido donde se iba a hacer la obra y como, y 3 meses después lo único que falta es pintar, para ello sólo tiene que finalizar la época de lluvia.
Este gran trabajo lo han hecho entre toda la gente de la comunidad y las comunidades de alrededor, también recibiendo ayudas de otras tabancas como la de Gambasse. Todo el mundo estaba muy contento y muy implicado y se sienten muy orgullosos de ser la primera aldea que va a tener un taller de costura. Ahora se comprarán más máquinas, y se dará luz a todas las salas con el generador que nos donó Torres y Saez.
Formamos parte de una gran cadena, donde el producto final es cambiar la vida de un montón de personas que teniendo un modo de ganarse la vida no tendrá que emigrar y podrá mantener a su familia.
DESDE MIRADAS GRACIAS POR FORMAR PARTE DE ESE CAMBIO.

Compartir en redes sociales