Compartir en redes sociales

NOTICIA – LA VOZ DE GALICIA 

Solidaridad futbolera desde Fisterra a Guinea

Los jóvenes de Varela defienden la camiseta donada por un club de la Costa da Morte.

J. V. Lado
Cee / La Voz – 09 de septiembre de 2.014
    El improvisado Fisterra ganó el partido contra un particular Barça.                  
    El improvisado Fisterra ganó el partido contra un particular Barça.
    .
Los vecinos de Varela, una pequeña aldea de la región de Cacheu (Guinea-Bisáu), cerca de la frontera con Senegal, viven de la pesca, al igual que ocurre aquí, en Fisterra, a algo más de 5.000 kilómetros. Las condiciones son bien distintas porque mientras los fisterráns han hecho de su mar una industria, los guineanos no tienen hielo, ni luz, ni una carretera en condiciones para vender sus capturas en Sao Domingos, la ciudad más próxima, a 53 kilómetros. Sin embargo ahora, gracias a la idea del guardia civil Juan Luis Tomé Piñeiro, el trabajo de la Ong Miradas al Mundo de Arteixo y la colaboración de la SD Fisterra y Cabo Sport, los jóvenes de estos dos confines tan distantes en el Atlántico defiende la misma camiseta.
Jóvenes de la comunidad guineana forman con las camisetas y el material llegado desde Fisterra. Un tortuoso viaje en furgoneta por media África, sorteando todo tipo de peligros, especialmente la rapiña de muchos funcionarios de aduanas, ha permitido que el material deportivo regalado por los fisterráns, junto a las medicinas, las camas y los colchones, llegasen a una zona del mundo, donde ahora la mayor preocupación es que no se extienda el temible ébola desde Guinea-Conakry.
Según explica María Martínez Rodríguez, de Miradas al Mundo, el recibimiento no pudo ser más efusivo «porque pantalones y camisetas más o menos tienen, pero unas botas de fútbol la mayoría de los chavales no las han visto en su vida y ya no digamos las medias, las espinilleras o los guantes de portero». De ahí que hayan puesto mucho esmero en repartir el material. «Llevamos 11 años trabajando en la zona y no entregamos las cosas sin ton ni son. Las utilizamos para premiar el trabajo.
Hablamos con el jefe de la aldea y sabemos perfectamente quien se las merece más», explica la cooperante de un colectivo que ha conseguido abrir un jardín de infancia, desarrolla numerosos proyectos con jóvenes que son vitales en uno de los rincones más pobres de la tierra y ahora tiene otra aspiración: «Queríamos, a ver si podemos, llevar un contenedor con bicicletas porque ellos no tienen ningún medio de transporte y, aunque hay una escuela, cuando llegan a la etapa del instituto se tienen que desplazar muchos kilómetros. Son cosas muy sencillas, a las que aquí no le damos importancia pero allí la tienen y mucha», concluye la voluntaria.
Al margen de todas esas penurias, los chavales de Dembanje, la vecina Varela y la asociación Rejus, beneficiados esta vez, también tienen proyectos, alegrías y muchas ilusiones. El fútbol es una de ellas y lo demostraron nada más recibir sus botas, porque pese al tremendo aguacero caído, estaban locos por saltar al campo y poder estrenarlas. «Ademais foi moi curioso porque o outro equipo tiña unhas equipacións que lles levou outra ONG e que son as do Barcelona. Xogaron contra eles e gañaron, así que xa podemos dicir que, polo menos unha vez, o Fisterra venceu ao Barça», bromea Juan Tomé, que no oculta la satisfacción porque una propuesta solidaria salida de la gente de su pueblo pueda generar tanta felicidad a miles de kilómetros.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/carballo/2014/09/09/solidaridad-futbolera-fisterra-guinea/0003_201409C9C12991.htm

Compartir en redes sociales