Compartir en redes sociales

Contaros que ayer he hablado con Jerga, la persona que trabaja en Guinea Bissau y me ha dicho que ya ha reunido a 10 poblaciones que serán las primeras que se beneficien de nuestra ayuda en la zona del este para evitar la hambruna.

Su tono de voz era de mucha preocupación pero a su vez de alegría por haberle dado a él la posibilidad de ayudar a su pueblo, me decía:







María, aunque Miradas no me pagara ningún salario en la vida a mí no me importaría, pues el darme la oportunidad de  hacer este trabajo y evitar el hambre a mi pueblo es lo más importante que yo puedo hacer en la vida”.





Así me explicaba Jerga la situación de las aldeas:
María, la gente está pasando mucha hambre, hay quien lleva dos días sin comer, ellos no hacen más que llorar pues quien tenía diez sacos de anacardo ahora como mucho tiene medio saco. No hay nada de comida, y Julio y Agosto son los meses más duros, hay que aprovechar las lluvias para plantar el arroz a mano, aquí no hay máquinas. Si no comen no se pueden levantar para ir a trabajar.” 

Mamadú, el hombre mayor de la aldea de Priams, pidió ayuda en nombre de todas las aldeas y estas fueron su palabras en criolo: 

«MARIA FÒME NA MATÀ BU POVO MAS SI BU TARDA BUNA BIN ODJA BU POVO  CABA MURI TUDU DE FOMÉ.» 

Su traducción es:

«María el hambre mata a tu pueblo, más si tu tardas en venir, verás a tu pueblo morir de hambre».
Las palabras de Jerga terminaban con un mensaje de esperanza y espera, eso que tan inculcado tiene el pueblo africano.
“Después de explicar en la reunión lo que Miradas al Mundo quiere hacer para ayudarles las mujeres bailaban. Todo el mundo estaba agradeciendo a las personas que os ayudan para que podáis venir a ayudarnos. Ellos esperan esas semillas, ese arroz y esa moringa como su única esperanza. Todo el mundo habla de esa ayuda tan importante y de Miradas al Mundo. Nadie jamás se acordó de ellos. Ellos lloran de emoción y rezan en la mezquita por vosotros”  
y sus palabras terminan:
COMO DICE EL PROVERBIO AFRICANO:
CUANDO ALGUIEN TIENE HAMBRE NO SE LE DICE LAVA LAS MANOS, SE LE DICE VEN A COMER”

Los pozos están secos, las personas estan teniendo mucha dificultad para conseguir agua. El mango por falta de agua apenas tiene un fruto que valga para comer, no hay nada de comida, necesitan comer para poder plantar y salir de este círculo, necesitamos arroz, semillas y profundizar los pozos.
GRACIAS a la ayuda de Suzanne Powell y a su donación tan generosa  de 12.000 euros podremos ayudar a 10 comunidades, pero tenemos la misma situación en todo el país, mucha más gente necesita de nuestra ayuda.
Un saco de arroz  de 50 kg cuesta 30 euros. Con un saco de arroz se puede alimentar una familia un mes y pueden trabajar para cosechar y conseguir comida. 


DEMOSLES UNA OPORTUNIDAD.

Con la aportación de Suzanne Powell compraremos 300 sacos de arroz, necesitamos otros 700 sacos de arroz para otras 700 familias.
Compraremos 1.000 sacos de arroz y semillas para ayudar a 10.000 personas.
NECESITAMOS TU GRANITO, AYUDANOS A DIFUNDIR ESTE MENSAJE Y COLABORA CON TU SACO DE ARROZ.
Número de cuenta:
 ES75 2038 7804 75 3000313702


Compartir en redes sociales