En Africa lo imposible se hace posible.

En Africa lo imposible se hace posible.

Compartir en redes sociales

En todos estos años que llevo viajando a Guinea, si algo he aprendido ,es que no hay nada imposible.Todo puede ocurrir por lejano y real que lo veamos.

Hoy quiero compartir mi alegria y la de todos los que formamos Miradas, al conocer el milagro que ha ocurrido en la vida de Titina.

Titina tiene 22 años, tuvo un hijo con 16 años que se llama Lámine pero no se casó.Lucha cada día por salir adelante con su  familia y su hijo.A Titina le encanta estudiar, su sueño es montar una pequeña tienda de bocadillos a la salida de las escuelas  para poder ganar un poco de dinero y así hacerse cargo de la educación y la sanidad de su pequeño Lámine y ayudar a sus padres.

Hace ya dos años la madre de Titina se puso muy enferma, nadie sabe de que.Dejó de hablar, de comer y su cabeza no razonaba.Su hija tuvo que abondonar sus estudios para cuidarla.Recibía curas tradicionales y mejoraba  un poquito pero su salud era muy delicada.Al cabo del año Titina empezó a perder visión de un ojo, luego se le pasó al otro ojo y empezó a adelgazar.Quisimos llevarla al hospital, a que la vieran unos oculistas españoles que estaban en otra ciudad pero el padre se negó, nos decia que si iba al hospital de los blancos perdería la vista, por lo que se la llevaron a otra aldea a hacer medicina tradicional.A nosotros nos ha parecido una locura tal como estaba Titina e insistimos en ayudarla, pero fué imposible.Jerga me decía preocupado que pensaba que Titina podría quedarse ciega o tal vez morir.

Pero como es el continente de las sorpresas, de lo increible y de los milagros…sin saber lo que ha ocurrido Titina ha mejorado muchiiisimo y sus ojos estan mucho mejor..esa medicina que desconocemos ha funcionado y volvemos a ver esa sonrisa que hace ya tres años se había borrado de su rostro.

Tenemos tanto que aprender, tanto desconocido que conocer…que no deja de darnos la vida grandes lecciones.

Felices por la recuperación de Titina,noticia que hemos conocido el día de la mujer, y se lo dedico a esa gran mujer africana que lucha cada día con todo el sudor de su frente por un trocito de esperanza para seguir viviendo.

 


Compartir en redes sociales