COMIENZA EL TRABAJO

COMIENZA EL TRABAJO

Compartir en redes sociales

Unos de los mayores problemas a los que nos enfrentamos cada día es al problema tan grave de salud que hay en Guinea Bissau.

Todos los niños sufren de graves problemas debido a la suciedad, la falta de higiene que conlleva a tener parásitos continuamente, que a su vez provoca graves problemas de piel como la tiña, alergias, heridas, llagas…

En este mes tenemos con nosotros una semana a Natalia, una enfermera española que ya ha viajado en varias ocasiones a Guinea. Hemos puesto a funcionar el dispensario médico y pasamos consulta a los niños y adultos con problemas de piel, malaria, catarros, y temas básicos de salud.

Estamos realizando sensibilización para aprender a curar catarros, heridas, problemas de piel, con plantas, tinturas   y recursos naturales que estén a   su alcance.

También nos desplazamos a las aldeas más alejadas a realizar este mismo trabajo porque consideramos que son las aldeas que más lo necesitan. Intentamos dar una formación muy básica de salud y uso de plantas medicinales, haciendo un gran hincapié en la higiene y la nutrición y cura de enfermedades con moringa.

En el mes de agosto se complementará este trabajo con una dentista y una doctora que van a estar en Varela dos semanas.

El sistema sanitario que existe es muy precario y los conocimientos de los profesionales dejan a veces mucho que desear. Tenemos a una mujer, Sona de la aldea que ha sufrido un accidente de moto, se ha astillado el hueso de la pierna y le han dado cuatro cajas diferentes de medicamentos con paracetamol e ibuprofeno para tomar al mismo tiempo. O sea una locura. A veces casi es mejor que no vayan al médico porque les recetan tantísima medicación de diferente nombre pero el mismo tipo que les destrozan el estómago y es muy peligroso.

Normalmente intentamos   revisar la medicación que dan los médicos a las personas porque esto es una práctica habitual que hace que mucha gente luego sufra de ulceras y graves problemas, añadido a que estos medicamentos cuestan lo mismo que en España , lo que para ellos significa gastar todos su ahorros en algo que no necesitan y que les está haciendo más daño que bien.

Necesitamos luchar por tener unas buenas escuelas para poder evitar todo este gran problema que sufre día a día la población ante tanta falta de conocimientos.

Un gran reto por conseguir.


Compartir en redes sociales