Crónica de alfabetización en Katong

Crónica de alfabetización en Katong

Compartir en redes sociales

Unos de los proyectos donde Miradas está poniendo mucho empeño es en las aulas de alfabetización.

En Varela hace un año que funcionan con un gran resultado para las mujeres que asisten.  Ahora le toca el turno a las aldeas de:  Katong, Sucujat, Yal y  Dembanje. A las personas que asisten regularmente a las clases, se les apoya con el material escolar necesario; y al final de curso, se les entrega una lámpara solar como premio por el esfuerzo realizado.

Con las aulas de alfabetización a su vez apoyamos a los profesores, que apenas tienen salario.  Con lo que Miradas les paga, ayudan a sus familias a salir adelante. Como es el caso de Julio, profesor de Yal, que tiene siete hijos y tiene que mantenerlos y pagar sus estudios con un salario que no llega a los 20 euros al mes, que es lo que cuesta un saco de arroz.

Ayer en Yal había 28 mujeres y 1 hombre en clase, con unas sonrisas que brillaban, independientemente de su cansancio, y unas ganas de aprender que emocionaban.  La mitad de ellas con su bebe a cuestas, que dormían o tomaban el pecho. Los alumnos repetían el abecedario y no encontraban el modo de agradecernos esa oportunidad. Al final de la clase todos cantaron una preciosa cancion como gesto de agradecimiento.

Algunas mujeres vinieron de otras aldeas, andando entre 5 y 7 km. A Rosa,  la lleve yo en moto con su bebe a cuestas hasta Varela.

Era yo, la que no tenía el modo de agradecer a estas mujeres el gran esfuerzo que realizan para conseguir su sueño, poder aprender a escribir y  a leer.

 


Compartir en redes sociales