Becas Universitarias para profesorado

Compartir en redes sociales

“La  educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo

                                                                                                     Nelson Mandela

Y porque creemos que esta frase es una verdad absoluta, desde Miradas al Mundo apostamos una vez más por la EDUCACIÓN para la educación.

Educación en mayúsculas porque el próximo curso tenemos el gusto, compromiso, responsabilidad, satisfacción y mucho más… de becar a tres jóvenes para que vayan a la Universidad, a la escuela de magisterio de una de las regiones de Guinea Bissau, Cacheu.

Esta escuela de magisterio es una de las mejores Universidades de Guinea Bissau. Además es un internado que les va a facilitar su vida de estudiante para poder aprovechar al máximo todo su tiempo para aprender.

Apoyamos a Ilario, un joven de 25 años que da clases por la tarde a alumnos de 5º y 6º de primaria en la escuela de Tenhate, además, por las mañanas ha estado trabajando durante el pasado curso en la escuela de formación de Miradas dando apoyo escolar a los niños.

Ilario vive lejos de su familia ya que tuvo que salir de su aldea para buscar trabajo. Lleva cuatro años trabajando e intentando ahorrar para poder ir a la universidad, pero su sueldo es tan escaso que es casi inalcanzable. En agosto empieza la Universidad.

 

 

 

 

 

Apoyamos a Waldir. Waldir también tiene 25 años, terminó sus estudios de secundaria hace un año. Es hijo de Julio, el director de la escuela de Catão, tiene dos hermanos que también quieren ir a la universidad y tres hermanas más.

Este año se dedicó a la pesca para poder ahorrar y estudiar, pero en las aguas guineanas poca pesca queda, los barcos europeos se lo llevan… En agosto empieza la Universidad

 

 

 

 

 

Apoyamos a Djibrilo, muy orgullosas, porque es un alumno becado desde hace muchos años. Este año ha terminado 12º curso y ha sido admitido en la Universidad de Cacheu. Su familia es muy pobre, vive con su hermano Miguel, y su madre, cuando eran pequeños los dejó con su abuela.

Es una familia que se ha dedicado al campo, a la recogida del anacardo y a plantar cacahuete.

Miradas siempre ha estado cerca de ellos, apoyándolos en numerosas ocasiones, becando a los niños, dándoles sacos de arroz cuando lo necesitaban y ofreciendo oportunidades para aprender una profesión. En agosto empieza la Universidad.

 

 

Hemos querido contaros las inquietudes de estos tres jóvenes que nos demuestran que poco a poco si se pueden cambiar las cosas.

Gracias a vuestro apoyo y colaboración Miradas al Mundo va creciendo pudiendo invertir en proyectos tan importantes como este.

 

¿Quieres ayudar a estos jóvenes a terminar sus estudios? ¿Quieres que sigamos apostando por la EDUCACIÓN?


Compartir en redes sociales