Dame la caña y no los peces

Dame la caña y no los peces

Compartir en redes sociales

¡Miradas al Mundo apuesta por el desarrollo de las comunidades!

Para que algo funcione se tiene que juntar mano con mano.

Miradas puede poner los medios, pero ellos tienen que demostrar su empeño. Tienen que adquirir conocimientos, formar parte del proceso de cambio, ser parte principal activa del desarrollo de ese proyecto.

En estos momentos, Miradas ha empezado a impulsar un proyecto, que es la unión de los proyectos más importantes que llevamos a cabo.

“Agua, nutrición y salud… la llave del desarrollo”

Este proyecto consiste en:

1-Construir un pozo de agua potable.  Primera clave del proyecto, facilitar el acceso al agua. Las mujeres y niñas pasan muchas horas al día cargando agua. Lo que se traduce a importantes dolores en el cuerpo, falta de tiempo para realizar otros trabajos, las niñas no van a la escuela y abandono de las huertas por falta del acceso al agua.

2-Se imparte formación de plantas nutricionales y medicinales. Conocer plantas que mejoran su salud a nivel nutricional, como: moringa, cayano, amaranto, diente de león, sésamo, papaya. etc. Y otras a nivel medicinal, como aloe vera, Kalanchoe, albahaca, citronella, sauco, vergonia, etc.

Además de la formación se les entrega esquejes y viveros de estas plantas y se les explica como sembrarlas y cuidarlas.

3-Acondicionamiento de las huertas y compromisos.  Las mujeres cierran un terreno para que los animales no destruyan las plantas.

Empiezan a plantar todo lo adquirido en el curso, mejor en tiempo de lluvia, ya que es el momento adecuado para sembrar.

Después ya no tendrán problema para regar,  porque después de este trabajo se les hace un pozo de agua.

El hombre de la casa pone un importe simbólico para la construcción de este pozo (es importante esta implicación para asegurar el mejor cuidado del pozo).

La mujer adquiere el compromiso, que en el año de producción va a entregar moringa a Miradas al Mundo. Ésta se repartirá en los colegios para la comida de los niños. A su vez produce moringa para que su familia coma y puedan estar sanos.

                                     

Con este proyecto de desarrollo se realiza un gran impacto en la familia a muy corto plazo.

En un año, esa familia además de tener agua potable en su casa, tiene mas tiempo para la huerta, las plantas nutricionales y las plantas medicinales, ya que no tiene que ir a por agua. 

Esto hace que mejore su alimentación, por lo que las enfermedades estarán menos presentes.

La familia además de tener agua, una pequeña huerta y adquirir conocimientos, mejora su economía.

El tener variedad de alimentos y menos enfermedades produce un ahorro importante.

Como ultimo impulso para poder salir de la pobreza, Miradas al Mundo, les compra la semilla de la Moringa a cada mujer. Esto les  puede suponer un recurso de ingresos que les apoye para emprender otros pequeños negocios.

 

DAME LA CAÑA Y ENSÉÑAME A PESCAR…

CON UN POZO DE AGUA POTABLE TODO PUEDE CAMBIAR, TODO PUEDE AVANZAR…


Compartir en redes sociales