Escuela de Djufunco

Escuela de Djufunco

Compartir en redes sociales

Hace ya año y medio que fuimos por primera vez a Djufunco.

Esta aldea, como la mayoría de las aldeas fulupes, con un encanto especial.

En ese viaje nos topamos con su escuela. Estaba muy deteriorada, en muy mal estado, de las peores que hemos visto por esta zona… una verdadera tristeza. 

                     

                     

Sus maravillosos habitantes nos pidieron ayuda, que por favor les apoyásemos para construir una escuela nueva.

Pasados unos meses volvimos a Djufunco, y ¿cual fue nuestra sorpresa? Todas las aulas estaban limpias y ordenadas, a pesar de la inexistencia de recursos.

La sala de profesores, que hace las veces de almacén, estaba limpia y recogida.

Esto nos demostró el gran interés por parte de los profesores y los alumnos por su escuela. Ellos nos volvieron a insistir que por favor les ayudásemos a construir su escuela. Ya habían tenido que reparar el tejado en dos ocasiones porque los fuertes vientos se lo habían llevado.

Después de aquella visita, decidimos ayudarles. Nos pusimos en marcha con la recaudación de fondos y la logística.

Hacer una obra de por si no es nada fácil, pero hacerlo en Guinea, significa que  la cosa se complique muchísimo más.  Y si a  todo esto, además le añadimos que nos vemos bloqueados por un virus que afecta a todo el mundo, se convierte en un reto muy difícil de conseguir.

Tuvimos un par reuniones con la comunidad para acordar que parte ponían ellos y que parte pondría la ONG.

Llegamos a un acuerdo, ¡ y por fin la obra comenzó en enero!

Djufunco es una aldea bastante aislada.

Solo se puede llegar en canoa o en un coche 4×4. Aun teniendo un buen coche, en varias ocasiones nos hemos quedado atascados en la arena …

           

El hacerles llegar el material es complicado, pero aun así, a pesar de todos los impedimentos que han tenido, la comunidad de Djufunco ha levantado su escuela.

Es una  escuela grande, con cuatro aulas y un almacén. Una de las aulas será para los más pequeños de educación infantil.

Tiene forma de “U”, y está en una posición para que no le dé el aire directamente.

¡¡Y así evitar que se lleve el tejado!!

Aún falta por poner puertas y ventanas, pero ya podemos ver el edificio que estrenarán los niños y niñas, los profesores y la comunidad de Djufunco el próximo curso.

Desde aquí queremos agradecer a los colegios de Madrid “Las Cigüeñas” y “Victoria Kent” por colaborar con nosotros en la recaudación de fondos. Haciendo partícipes a los niños de la existencia de otras realidades, y dándoles la oportunidad de colaborar para poder cambiarlas.

A la ONG ¿Por qué No?, a la empresa LUXURITY y a XTREME CIRCUIT por su donativo para colaborar y poder hacer realidad el sueño de una comunidad.

A todos los que con vuestro granito de arena hacéis que Miradas al Mundo sea posible. Y nos sintamos con fuerzas para seguir adelante con todos nuestros proyectos y hagamos de este mundo un lugar mejor.

         

                             

                              ¡GRACIAS!


Compartir en redes sociales