Escuela Tenhate

Escuela Tenhate

Compartir en redes sociales

Hoy os queremos contar la historia de la escuela de Tenhate!!!

Una escuela que acoge a niños y niñas de cuatro aldeas cercanas.

Cuando conocí esta escuela me llevé un gran recuerdo de sus profesores, jóvenes comprometidos con su comunidad que nos ayudaron con la población haciendo de traductores cuando llevamos a una doctora por aquella zona. Todos los profesores de manera voluntaria y servicial nos ayudaron y estuvieron a nuestra disposición durante todo el tiempo que estuvimos allí. Fue un día largo…

Con el paso del tiempo fuimos descubriendo como trabajan en esa escuela. Cada vez que los íbamos a visitar nos encontrábamos las aulas limpias, recogidas, los alumnos y profesores trabajando… toda una novedad muy agradable en aquella zona!! Viendo la disposición y el interés de los profesores por su escuela, decidimos darles algunos materiales a los alumnos y profesores para motivarlos en la tarea de enseñanza-aprendizaje. Algo de ropa deportiva, materiales de escuela y algún balón de fútbol tan deseado por todos.

Viendo nuestra disposición para colaborar con ellos se decidieron a solicitarnos ayuda para mejorar “su escuela”. Empezaron por las ventanas, querían hacerlas más grandes y ponerles rejas para evitar que cualquiera entrara en la escuela y la estropeara, sobre todo los animales de la zona. A cambio les sugerimos que hicieran una huerta escolar donde plantar moringa, citronella, albahaca… alguna que otra planta nutricional y medicinal para mejorar la salud de todos. Para poder regar la huerta, hacer la comida a los niños y niñas y beber agua potable, el equipo de pozos de Miradas al Mundo les hizo un pozo con bomba manual. Un gran avance en esta zona que no había ningún pozo de agua potable cerca. El pozo dos años después sigue en perfecto funcionamiento!!

 

 

Luego arreglaron el suelo de todas las aulas y la pequeña baranda que tienen. Miradas puso el cemento y ellos pusieron la mano de abra. Un gran equipo que no para de colaborar.

 

 

Este año le llegó el momento a las mesas y sillas. Aumentaron el mobiliario, ya que con la llegada de nuevos profesores enviados por parte del Ministerio de Educación aumentaron las aulas. En este caso Miradas al Mundo colaboró con el transporte hasta la escuela de todo el mobiliario.

 

Y por último, en el mes de junio, terminaron de poner las chapas nuevas en “su escuela”. El tejado tenía quince años y había grandes desperfectos que impedían utilizar la escuela en época de lluvias. En este caso Miradas al Mundo con la colaboración del colegio “Nuestra Señora de la Milagrosa” de Madrid y la asociación “El Búho bizco” de Ciudad Real, hemos contribuido comprando las chapas para toda la escuela. Una escuela con 4 aulas y una sala de profesores con almacén.

   

 

Todas estas mejoras se deben a la buena disposición de las 4 comunidades de esta zona, que con su esfuerzo han conseguido organizarse y recaudar fondos para poder mejorar “su escuela”.

Porque desde Miradas al Mundo queremos hacer un ESFUERZO COMPARTIDO, creemos que el cambio, el aprendizaje y las ganas de mejorar salen de un mismo, como es el caso de estas familias implicadas en la formación de sus hijos, que dan el valor que se merece a la EDUCACIÓN.


Compartir en redes sociales