Alfabetización de mujeres.

Aulas de noche para alfabetización de mujeres.

Uno de los proyectos mas solicitados por las mujeres es poder acceder a tener aulas de alfabetización para poder aprender a leer y a escribir.

La mayoría de las mujeres en Guinea Bissau no saben leer ni escribir, muchas no han ido jamás a la escuela. Ellas llevan la economía del hogar sin apenas conocimientos y muchas veces son engañadas, por eso nos piden que podamos ofrecerles clases gratuitas para poder aprender a leer, escribir y hacer algunas cuentas. Las clases son de ocho a nueve de la noche. Ellas asisten después de una jornada dura de trabajo con su carpeta donde llevan el material escolar entregado por Miradas.

Este proyecto empezó hace tres años y se pueden ver sus grandes avances. Ya saben escribir su nombre, distinguir las sílabas, empiezan a leer, hacer alguna pequeña cuenta y aprender portugués. Además de estos conocimientos básicos, la ONG aprovecha para transmitir conocimientos en el uso y consumo de plantas medicinales para prevenir enfermedades y curar muchas otras.

Este proyecto lleva tres años consecutivos en la aldea de Iale y en la aldea de Caton. En esta última, en el mes de enero se instaló un panel solar para facilitar el aprendizaje a las mujeres. Muchas de ellas tienen problemas de visión, por lo que Miradas reparte gafas de presbicia a quien lo necesita.

Miradas al Mundo sigue contratando a los profesores que iniciaron este proyecto, que con mucha paciencia y dedicación, hacen que las mujeres puedan cumplir su sueño de aprender. Para ellos también es una gran satisfacción el poder a ayudar a crecer a su comunidad. El salario que perciben los profesores les ayuda en su economía familiar pues tienen mucha dificultades al tener un salario muy bajo y pasarse en muchas ocasiones meses sin cobrar nada.

Nuestra intención es ampliar estas clases de alfabetización a las aldeas cercanas que lo demanden y poder ofrecerles este apoyo tan importante para ellas.

El 95 % de las mujeres en Guinea Bissau no sabe leer ni escribir, frente a un 70% en la población masculina.